Despega digitalmente

Competencias digitales

La transformación digital es el proceso mediante el cual las empresas, y como consecuencia inevitable la sociedad, incorporan la tecnología a su día a día. Es difícil encontrar hoy un bolso o bolsillo en el que no viaje de manera habitual un teléfono de los llamados inteligentes, por lo que las competencias digitales son necesarias. Es mucho más sencillo encontrar propietarios de esos dispositivos sin la “inteligencia digital” necesaria para sacar todo el partido posible de los mismo o, al menos, no ponerse en riesgo con su uso.

Competencias digitales

Adquirir unos niveles adecuados de competencia o conocimiento digital es necesario desde una doble perspectiva:

 

  • adaptarnos a las necesidades tecnológicas actuales que tanto la empresa como la sociedad están demandando;
  • evitar las amenazas que la irrefrenable evolución tecnológica acarrea.

 

De la misma forma que los sistemas tradicionales de producción son y serán sustituidos por procesos modernos basados en el desarrollo tecnológico, los delincuentes tradicionales están siendo sustituidos por ciberdelincuentes. Lograr un nivel adecuado de competencia digital nos ayudará a viajar en la cresta de la ola tecnológica evitando, en la medida de lo posible, los peligros de la ciberdelincuencia.

 

A este respecto, la UE en su RECOMENDACIÓN de 18 de diciembre de 2006 sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente dice lo siguiente:

 

“En su doble función — social y económica —, la educación y la formación deben desempeñar un papel fundamental para garantizar que los ciudadanos europeos adquieran las competencias clave necesarias para poder adaptarse de manera flexible a dichos cambios.”

 

¿Cuáles son esas competencias digitales de las que nos debemos proveer?

 

Enumeramos, a continuación, y a modo de ejemplo, algunos de los objetivos a alcanzar en este terreno. Se trata sólo de un listado tentativo y que no pretende ser exhaustivo. Algo por otra parte completamente imposible dada la naturaleza cambiante de la evolución tecnológica.

  • Utilizar los recursos y las herramientas digitales de una forma eficiente.
  • Intervenir de forma segura y ética tanto en el ámbito digital empresarial como personal.
  • Ser capaces de buscar, obtener, evaluar, organizar y compartir información en contextos digitales.
  • Navegar de forma segura por internet aprovechando la información, servicios y recursos que ofrece.
  • Ser capaces de obtener información en tiempo real, de cualquier lugar y desde cualquier lugar.
  • Ser críticos y tener la capacidad de evaluar la calidad, fiabilidad, pertinencia, exactitud y utilidad de la información obtenida en la red.
  • Desarrollar la capacidad de comunicarse de forma eficaz tanto de forma síncrona (en vivo) como asíncrona (en diferido).
  • Establecer relaciones y contactos profesionales en contextos digitales.
  • Coordinarse y trabajar en equipo en entornos y con herramientas digitales.
  • Emplear internet para mantenernos actualizados en nuestros ámbitos de interés, tanto profesionales como personales.

 

La transformación digital es un “monstruo” enorme que crece y evoluciona de forma inexorable, dejarnos arrollar por ella o utilizarla en nuestro beneficio, depende de nosotros. Es la misma explosión tecnológica la que pone en nuestras manos las herramientas para sacarle provecho mediante las competencias digitales. Aprovechémoslas.

Artículos relacionados:

¿Por qué aprender francés?

El francés es uno de los idiomas más hablados en el mundo, y aprender francés solo tiene cosas positivas. ¿Sabías que los españoles nos hemos adueñado de varias palabras de origen francés?, por ejemplo, souvenir, croissant, cliché, cabaret, deja vu, beige, boutique o boulevard.

La teoría de las necesidades de McClelland

La teoría de las necesidades de McClelland, también es conocida como la Teoría de las 3 necesidades o teoría de las necesidades motivacionales, considera que la satisfacción de las necesidades de logro, poder y afiliación, afectan en la empresa y en el desempeño de la actividad laboral.

¿Quieres un trabajo con futuro?

¿Quien no quiere un trabajo con futuro? El mundo laboral ha cambiado drásticamente en muy poco tiempo, muchos trabajos que existen en la actualidad desaparecerán y aparecerán otros nuevos. Nos vamos adaptando a las diferentes necesidades y demandas que van surgiendo, experimentamos grandes cambios a la hora de gestionar la información. Pero si hay un […]

×